Sociedad
Una mujer duerme en la cama

Un descanso reparador beneficia la salud

El sueño restaurador resulta ser importante para el bienestar general, por lo tanto, es necesario respetar las horas de descanso diarias

0
Lun, 12 Jun 2017

La salud es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. En este sentido, el buen descanso es uno de los pilares fundamentales para conservar un estado de salud íntegro. De este modo, lo recomendado es dormir al menos seis horas por día, pues es una necesidad del organismo y no solamente una práctica placentera.

Además, es válido destacar que un descanso insuficiente puede repercutir en la calidad de vida de modo, por lo tanto, es necesario tomar las medidas necesarias para garantizar la calidad del sueño.

¿Cómo conseguir un buen descanso?

A la hora de dormir es necesario despejar la mente de las preocupaciones porque será muy difícil conciliar el sueño. En este sentido, si no se consigue rápidamente, lo ideal es que se lleve a cabo diferentes prácticas de relajación para alcanzarlo de manera eficiente todas las noches.

Un buen colchón puede ser la diferencia entre alcanzar el sueño de inmediato o bien estar horas girando en la cama. Existe una gran variedad de colchones de excelente calidad en el mercado y a un muy buen precio. Justamente, en Embargos a lo Bestia encontrará una gran variedad de productos de primeras marcas y sumamente accesibles.

Además, se debe tener en cuenta que la compra de un colchón es una inversión a largo plazo, pues repercutirá en la forma de descansar en los próximos años de vida.

La alimentación es otro factor a tener en cuenta, pues se deberá evitar bebidas con alto contenido de cafeína hasta cuatro horas antes de dormir. También evadir los alimentos procesados y con alto contenido de sodio además de las grasas transgénicas.

La actividad física resulta ser muy importante, pues ayudará a la relajación y facilitará enormemente el descanso por las noches. Comenzar con ejercicios suaves, para luego entrenar de manera más completa es lo más recomendable.

Además, la falta de actividad puede afectar considerablemente la salud. En este sentido, la OMS asevera que “se ha observado que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas en todo el mundo). Además, se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente un 21%-25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% de la carga de cardiopatía isquémica”.

Entrenar periódicamente trae beneficios entre los que se destacan:

·         Reduce los riesgos de hipertensión.

·         Mejora la salud ósea.

·         Controla el peso mediante el gasto calórico.

·         Produce un estado de relajación y bienestar generalizado.

La OMS destaca que “aumentar el nivel de actividad física es una necesidad social, no solo individual. Por lo tanto, exige una perspectiva poblacional, multisectorial, multidisciplinaria, y culturalmente idónea”.

Si se consideran todos los consejos aportados anteriormente, se logrará conciliar el sueño de manera apropiada y sin tener que consumir ningún fármaco, el cual podría suponer algún riesgo para la salud.